facebook-new-logo-2013
twitter-bird-white-on-blue
Movente

Ciudad de México • Ante los problemas de tráfico que afectan tanto a las metrópolis como a las ciudades medias en México, es urgente que los gobiernos locales promuevan la movilidad urbana y el desarrollo de manera conjunta, a esa conclusión llegaron los expertos del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo, una organización global que impulsa las buenas prácticas en políticas públicas y uso del auto en ciudades mexicanas, el director del ITDP en México, Xavier Treviño.
Al dar a conocer los estudios Planes Integrales de movilidad y la Guía para la reducción del explicó que tanto autoridades como ciudadanos y desarrolladores deben “regular el excesivo uso del auto y promover el transporte sustentable y una cultura de la movilidad”.
En México, agregó Treviño, “el problema de las ciudades es que están demasiado expandidas, son poco densas y su oferta de transporte es insuficiente; además, en ellas el aumento del número de autos es mayor al de sus habitantes o incluso al porcentaje de crecimiento del área urbana”.
“El problema no es que seamos demasiados, sino como estamos organizados”, dijo.
Los gobiernos locales “suelen abusar de la continua exhibición de obras como logros de gobierno, generalmente listándolas sin un sentido claro de lo que implican para el beneficio de las urbes en el mediano y largo plazo”, finalizó Treviño.
En su intervención, Dhyana Quintanar, directora general de Planeación y Vialidad de la Secretaría de Transporte y Vialidad del DF, explicó que en la Ciudad de México la planeación urbana debe considerar corredores de transporte público e infraestructura ciclista en las vialidades primarias.
“La calle debe estar en función de todos los usuarios, el criterio es hacer ciudad”, dijo.
Para Salvador Medina, responsable del proyecto de Reducción del uso del auto en el ITDP, la movilidad urbana en las ciudades mexicanas se realiza en función del automóvil, en vez de utilizarla como una herramienta de política pública eficaz en la eliminación de las desigualdades sociales y para alcanzar la sustentabilidad de las ciudades”.
“La movilidad urbana no es un medio para mover automóviles, sino para que las personas gocen de acceso a bienes y servicios, por eso hay que priorizar a peatones, ciclistas y al transporte público dentro de las políticas públicas”, explicó Medina.
Justin McKenzie Smith, jefe adjunto de Misión de la Embajada Británica, tras exponer las medidas que Londres ha tomado para fomentar la movilidad, como la introducción de un sistema de bicicletas públicas, dijo que a su gobierno le interesa compartir las experiencias de su país con las ciudades mexicanas.
Tanto el estudio Planes Integrales de Movilidad. Lineamientos para una movilidad urbana sustentable, como la Guía de estrategias para la reducción del uso del auto en ciudades mexicanas, ambos editados por el ITPD con el apoyo de la embajada británica, pueden descargarse en formato PDF en esta dirección: http://mexico.itdp.org/.

Fuente: Milenio