facebook-new-logo-2013
twitter-bird-white-on-blue
Movente

Con la intención de tener una ciudad ‘amigable’ con los ciclistas, la asociación civil Saca la Bici, inició una campaña de reporte de zonas de riesgos, para que las autoridades correspondientes realicen las reparaciones adecuadas, principalmente en baches y coladeras.
La campaña es derivada de decenas de reportes que ciclistas hacen llegar a la asociación, en la que confían para que pueda canalizar las demandas a la Secretaría de Obras Públicas Municipales o cualquier otra dependencia que pueda dar solución a algunas de las problemáticas y riesgos que diariamente enfrentan quienes utilizan transportes amigables con el medio ambiente.
En entrevista para EL UNIVERSAL Querétaro, Ricardo Sánchez Arana, responsable del departamento de área y rutas en la asociación, indicó que hace un mes que trabajan en este proyecto, y en un mediano plazo esperan poder documentarlo.
Señaló que es necesario reportar como cualquier otro ciudadano a las líneas 066 y 070, “la idea es que las autoridades tomen en cuenta los reportes y hagan las reparaciones”.
Sin embargo, desde el comienzo de este proyecto han sido reportados innumerables coladeras o baches, pero ninguno ha sido reparado, lo que dijo, “es preocupante porque diariamente y a todas horas, los ciclistas se tienen que enfrentar con esta situación en las calles”.
Recorrido
EL UNIVERSAL Querétaro hizo un recorrido por el primer cuadro de la ciudad, en donde según los integrantes de Saca la Bici, se presenta la principal problemática de falta infraestructura para ciclistas, principalmente por el número de desperfectos de las vías y ciclistas que circulan por la zona.
La mayoría de las coladeras ubicadas en avenida Constituyentes y Zaragoza, así como de las calles que desembocan en las arterias, presentan coladeras inadecuadas para las bicicletas, que fácilmente pueden caer en las ranuras, pudiendo registrar graves accidentes y lesiones.
“Si por nosotros fuera, pondríamos placas metálicas en las ranuras en las que caben las llantas de las bicicletas, pero sabemos que por tratarse de coladeras de drenajes, las máquinas de soldar pueden provocar explosiones por los gases que por ahí circulan”, dijo Sánchez Arana.
Por lo anterior, es necesario que el municipio trabaje con el personal y maquinaria adecuados en la materia, y procure la instalación de coladeras cuadriculadas, con las que una bicicleta pueda circular sin problema sobre ella en cualquier sentido.

Fuente: El Universal